Las mayores matanzas hechas por el hombre

Hace 30.000 años los Homo Sapiens eliminaron a los Neandertales.
30.000 años despues mucha poblaciones siguen exterminando sistemáticamente a otros grupos sociales o raciales. ¿Acaso no hemos aprendido nada?

Vamos a hacer un repaso por los peores genocidios de la era contemporanea.


Leopoldo II, terror del Congo

La historia de Leopoldo II en el Congo (1835-1909), rey de Bélgica, es uno de los genocidios mas sangrientos que se conocen de la era moderna.

Mientras en Europa se dedicaba a rodear su obra de un aureola de altruismo, defensa del libre comercio y lucha contra el comercio de esclavos, el iba dictando normas por las que expropiaba a los pueblos congoleños de todas sus tierras y recursos, e incitaba a su ejército privado, la Fuerza Pública, a someter a la población a los trabajos forzados.

Si no cumplian eran asesinados, violados o en otros casos
les cortaban las manos, orejas, narices, senos y los decapitaban, matándolos igual que a sus familias.

Se calcula que al menos 10 millones de personas perdieron la vida entre 1885 (año de reconocimiento internacional del Libre Estado del Congo) a 1908, aunque algunos hablan incluso del doble. Leopoldo murió en el 1909, pero durante su reinado, la población del Congo se redujo de 30 a 9 millones de habitantes.

Los que vivieron para contarlo, vivieron una existencia de esclavitud y terror.

Stalin y las hambrunas letales en Ucrania

Entre los numerosos crímenes cometidos por Stalin, clama al cielo la hambruna forzosa de Ucrania durante los años 1932-1933. El socialismo usó frecuentemente las hambrunas intencionadas como arma política utilizada para alcanzar los deseados objetivos contra varias clases.

Las víctimas en Ucrania fueron los kulaks, los agricultores campesinos que tenían propiedad y contrataban a trabajadores.

Cuando Stalin alcanzó el poder en 1924, vio el nacionalismo ucraniano como una amenaza al poder soviético, creyendo que cualquier insurrección futura podría provenir probablemente de los kulaks.

Así que decidió aplastarles utilizando los métodos que tan exitosos habían sido en la URSS durante la política de “liquidación como clase”. En 1929, arrestó a miles de intelectuales ucranianos bajo falsos cargos y los fusiló y los envió a campos de trabajo en Siberia.

Llevó a cabo la colectivización de las explotaciones ucranianas requisando todas las tierras y el ganado privados, lo que afectó aproximadamente al 80% de la población de Ucrania. Declaró a los kulaks enemigos del pueblo.

Se han estimado en diez millones de personas las que fueron desposeídas de sus hogares y pertenencias y enviadas a Siberia en trenes de mercancías sin calefacción, condiciones en las cuales pereció al menos un tercio de ellos. Los que se quedaron en Ucrania lo pasaron aun peor. Enfrentándose a la propaganda de guerra y a una ardua batalla, muchos kulaks se rebelaron, volviendo a sus propiedades, e incluso matando a las autoridades soviéticas locales.

Cuando el partido comunista ucraniano solicitó a Stalin una reducción en las cuotas, éste respondió enviando al Ejército Rojo para exterminar el PC ucraniano e impedir que los ciudadanos fueran a más con la creación de un inmenso campo de concentración dentro de sus fronteras.

La policía secreta aterrorizó a la población haciendo inspecciones aleatorias de las pertenencias personales y requisando toda la comida que encontraran, ahora considerada sagrada propiedad del Estado. Cualquier ladrón de comida del Estado o bien, era ajusticiado inmediatamente o era enviado por lo menos por diez años a los Gulag.

El efecto fue la hambruna, masiva y prolongada. Murieron 6 millones de personas. En los dias de mayor crudeza morían 25.000 al dia.


El holocausto judío en la Alemania nazi

Uno de los genocidios que mas impactó a la prensa fue el Holocausto Nacionalsocialista. Su aniquilación sistemática y burocrática de seis millones de judíos, homosexuales y contrarios al régimen por parte del régimen nazi y sus colaboradores fue un acto de estado central durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1933, aproximadamente nueve millones de Judíos vivían en los 21 países de Europa, que serían ocupados por Alemania durante la guerra, fruto de la idea de “Espacio vital” germano.

En 1945 -12 años despues- dos de cada tres judíos europeos habían sido exterminados. Pese a ser los Judíos las víctimas principales de esa limpieza etnica, más de 250,000 Gitanos también resultaron víctimas del genocidio germano.

Cuando “el imperio alemán” comenzó a extenderse por Europa, de 1933 a 1945, millones de personas fueron perseguidas y asesinadas por su raza, religión o tendencia política. Más de tres millones de prisioneros de guerra Soviéticos fueron también asesinados debido a su nacionalidad.

Los Polacos fueron enviados a realizar trabajos forzados, y como resultado, casi dos millones perecieron.

Los campos de concentración permanecen como el símbolo del régimen nacionalsocialista para los anales del periodismo moderno.

Los primeros campos de concetración fueron creados poco después de que los Nazis llegaran al poder en enero de 1933; estos continuaron como una base del régimen hasta el 8 de mayo de 1945, cuando la guerra, y el régimen Nazi, terminaron.


Las masacres de la aviación estadounidense

Pese a lo que se piensa, no todas las aniquilaciones de poblaciones enemigas han sido perpetradas por regímenes dictatoriales. El adalid de la democracia, EEUU, fue el causante de la mayor devastación poblacional en la II Guerra Mundial.

Durante aquella contienda lanzaron dos bombas nucleares en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagashaki. En el acto de la explosión, 85.000 muertos, más otros 70.000 heridos graves perecieron en las 48 horas siguientes, tras atroces sufrimientos. Las cifras evidentemente sólo pueden ser aproximadas, porque el número de refugiados de otras ciudades bombardeadas con bombas convencionales y de fósforo por los B-29 se desconoce.

De estas bajas, se puede estimar que un 40% estaban en la “zona letal” de dos kilómetros de diámetro con centro en el punto cero.
Otro 30% fueron muertos por quemaduras directas de tercer grado, o por los incendios colosales propagados por huracanes que, a un kilómetro, eran de unos 500 kilómetros por hora. Y otro 20% por sobre dosis mortales de radiaciones de efecto inmediato en total 200.000 muertos en Hiroshima y 300.000 muertos en Nagashaki.

En la misma guerra, pero esta vez en continente europeo, los estadounidenses bombardearon la ciudad de Dresde -objetivo civil- donde murieron entre 40.000 y 200.000 alemanes y extranjeros, en su gran mayoría ancianos, mujeres y niños, perecieron por asfixia, aplastados o abrasados.


El infierno de Camboya, Pol Pot

En Camboya tuvo lugar el experimento de ingeniería social más atrevido y radical de todos los tiempos, orquestado por el radical comunista Pol Pot.

En solo tres años y ocho meses.,sembró de cadáveres el país:
mas de dos millones de muertos para una población total de ocho millones.

Pin Yatay, superviviente, nos cuenta “no había cárceles, ni tribunales, ni universidades, ni institutos, ni moneda, ni deporte, ni distracciones… En una jornada de veinticuatro horas no se toleraba ningún tiempo muerto. La vida cotidiana se dividía del modo siguiente: doce horas de trabajo físico, dos horas para comer, tres para el descanso y la educación, siete horas de sueño. Estábamos en un inmenso campo de concentración. Ya no había justicia”.

La planificación central y el desprecio por la técnica destruyeron la hasta entonces siempre próspera cosecha arrocera camboyana.
El hambre era inevitable y, con él, la deshumanización y el sometimiento al gobierno. El canibalismo se convirtio en costumbre. La familia era considerada una forma de resistencia natural al poder absoluto del Partido, que debía llevar al individuo a una dependencia total del Estado. Por tanto, las familias eran separadas y la autoridad paterna castigada: la educación era responsabilidad exclusiva del gobierno.

Los sentimientos humanos eran despreciados y considerados un pecado de individualismo. Al intentar ayudar a una vecina, un vecino camboyano se ganó esta reprimenda:

“No es su deber ayudarla, al contrario, esto demuestra que todavía tiene usted piedad y sentimientos de amistad. Hay que renunciar a esos sentimientos y extirpar de su mente las inclinaciones individualistas.”

Mas de un tercio de la población de Camboya fue exterminada.


Ruanda. De espaldas al mundo

En Ruanda dos etnias abrigaban sentimientos de enemistad. Los hutus componian el 85% de la población y los tutsis representaban el 12%. El recelo entre los dos grupos surgió en 1962 cuando los hutus tomaron el poder despues de la muerte del rey tutsi. Debido a eso, unos 130.000 tutsis tuvieron que abandonar su país.

En 1994, el gobierno del hutu Juvenal Habryrimana temia una invasión de los tutsis antes exiliados. El poder hutu entonces organizó una gran matanza. Distribuyó machetes y azadas para perpetrar un vendaval frenético de asesinatos y quemas de casas de los tutsis.

La comunidad internacional observó los hechos desde la distancia y la indiferencia. En el país africano no había grandes riquezas en oro, petróleo o algún otro preciado recurso natural, que despertara el interés de las naciones poderosas en intervenir para contener la avalancha de muerte.

Armados con garrotes, azadas y machetes, en una campaña que duró sólo 100 días, 800.000 ciudadanos fallecieron según las cifras estudiadas por la ONU.

El genocidio terminó cuando los tutsis ,al mando de Paul Kagame, lograron tomar la capital, Kigali. Cuando vieron lo que había sucedido comenzaron a perseguir a los genocidas (mataron al menos a 25.000) y muchos de ellos huyeron con sus familias al vecino Congo, entonces llamado Zaire.

En total, un millón -aproximadamente- de personas fueron exterminadas con los mas bárbaros métodos en una contienda sin igual, donde los medios de comunicación y los gobiernos del primer mundo no hicieron nada hasta terminada la guerra cuyas heridas siguen abiertas a dia de hoy.

Canibalismo y Uganda

Idi Amin pertenecía a la tribu kakwa y a los 18 años de edad ingresó al ejército británico. Su participación, muy joven, en la Segunda Guerra Mundial, a favor de los aliados, y durante la rebelión del nacionalismo Mau-Mau en Kenia, le valieron el reconocimiento de los británicos colonialistas.

Preparó y ejecutó un golpe de estado en 1971, apoderándose de todos los resortes del gobierno, implantando una férrea dictadura. En los primeros años mantuvo buena relación con Gran Bretaña y los Estados Unidos pero muy pronto surgieron sus ideas racistas hacia otras etnias africanas y especialmente asiáticas. Ordenó la expulsión de cerca de medio millón de trabajadores asiáticos. Rompió relaciones con el Estado de Israel.

Su régimen se transformó en una feroz tiranía que incrementó la represión y agravó el conflicto étnico al marginar, y en algunos casos perseguir a varias etnias. En esa represión murieron y desaparecieron aproximadamente 400.000 personas.

Amin, apodado “el caníbal” o “el carnicero de Africa”. Llegó a comerse el hígado de varios enemigos políticos suyos siguiendo una tradición de guerreros que consumían las vísceras de sus enemigos derrotados para apropiarse del valor de los finados.

Incluso se corrió el rumor que Idi había consumido las partes nobles de una bella chica que se negó a sus requiebros. Amín hizo que la joven fuera mutilada para que nunca pudiera gozar con otro, e hizo alarde de haber consumido las menudencias de la joven.

Los Emiratos Arabes Unidos le acogieron en su huida, al verse invadido su pais por sus vecinos africanos. Idi Amin murio alli tras vivir sus ultimos dias escondido en ese pais.


El genocidio Kurdo entre varios paises

Uno de los genocidios mas recientes es el del pueblo Kurdo que conforma la nación más grande del mundo sin una patria reconocida. Herederos de los medos, esta etnia indoirania fue empujada, como otros pueblos indoeuropeos, a abandonar Europa Central y, desplazándose hacia el sureste, se asentó en Turquía, Irán, Iraq, Siria, Georgia y Armenia. Han sufrido el ataque constante de Turquía, Irán e Iraq.

El genocidio kurdo tiene datos variados. Sólo en un día, en la ciudad de Halabja, murieron asesinados cinco mil kurdos, en su mayoría niños que se preparaban para ir a la escuela, bajo un ataque sorpresa con aviones del régimen de Husseín cedidos por Francia y la URSS y armas químicas de gas mostaza donadas por Alemania. La España socialista de Felipe González se encargó de venderle únicamente armamento convencional.

Entre 1981 y 1984, cuarenta mil prisioneros kurdos fueron torturados y asesinados bajo las órdenes de Saddam Husseín ya que se negaron a renunciar a su identidad.

Asimismo, las reseñas oficiales datan en cien mil los muertos kurdos en manos de las fuerzas militares de Saddam Husseín. Los muertos civiles durante el régimen de Husseín son incalculables. Muchos fueron torturados hasta morir. Tenían formas tan atroces de ejecutar a disidentes iraquíes como colocarles 100 gramos de explosivos en el estómago para después hacerles explotar por los aires. Las cifras de muertos pueden rondar los sesenta mil si excluimos a los cien mil desaparecidos.

En total casi 2 millones de kurdos exterminados.

Los “Tonton Macoutes” en Haití

François Duvalier asciendió hasta llegar al poder en Haití y haciendo que su familia reteniese los tres poderes del pais desde 1957. Se apoyó en dos pilares fundamentales para los haitianos en primer lugar, el vudú. Un sistema de creencias que recrea un universo mágico-demoníaco a partir de una integración arbitraria de algunos aspectos del catolicismo, la magia negra popular, el fetichismo y el zoomorfismo de algunas religiones africanas.

El otro pilar del régimen de Duvalier eran los tonton macoutes que dieron al gobierno el monopolio terrorista de la violencia física y psicológica que se saldó con 70.000 vistimas civiles

En 1964, Duvalier, conocido popularmente como Papá Doc, se declaró presidente vitalicio. A su muerte, en 1971, su hijo Jean-Claude Duvalier -Baby Doc- heredó la presidencia de la república.

Desgastado a nivel internacional por las permanentes denuncias de violaciones a los derechos humanos y, dentro de fronteras, por una activa oposición, el gobierno de Duvalier llamó a elecciones en 1984. La abstención alcanzó el 61% del electorado. La oposición creció y se organizó en partidos y sindicatos, mientras el régimen se convertía en una carga para Estados Unidos.

La represión aumentó y en 1985 se calculaban en 40.000 los asesinatos cometidos por el régimen de Baby Doc. En medio de una creciente ola de protestas y huelgas en todo el país, Duvalier huyó del país en un avión de la fuerza aérea norteamericana para recibir luego asilo transitorio de parte del gobierno de Francia.

Actualmente los descendientes de los Tonton Mancoutes siguen asesinando y sumiendo al pais en un caos de muertes, apoyados por Estados Unidos. Incluso alguien como Teresa de Calcuta, canonizada, llegó a decir de la familia Duvalier que “amaban a los pobres” sino que, además, eran “adorados por ellos”.

Entrados en el siglo XXI, tras miles de años de “convivencia”, seguimos con la misma problematica que hace 30.000 años: Las ansias de exterminación y conquista de las poblaciones inferiores.

Alex Celi

2,206 Responses to “Las mayores matanzas hechas por el hombre”

  1. jj says:

    me parece que los numeros estan lejos de ser precisos

  2. Edgar Jaramillo says:

    buen aporte , sigue desnudando la barbarie humana por favor , no olvides los 100 millones de indigenas, algunos aun hoy estan siendo masacrados , como en chile…..

    debemos investigar mucho aun e ir creando hilos que muestren cada una de estas masacres como la mas actual, bajo el engaño de la lucha antinarcoticos y sus extensas fumigacione de todo tipo de venenos y hongos , que hacen imposible la vida de los indigenas en ciertas zonas petroliferas de colombia

  3. jose says:

    en boston en los 1700 se pagaba 20$ por matar un indio, lamentáblemente, estados unidos hace la historia

Leave a Reply